Opinión

A “libro cerrado” o con una meticulosa auditoría

La prensa capitalina publicaba recientemente que la Cámara de Diputados, especialmente la bancada colorada, aprobaría “a libro cerrado” las Notas Reversales Nº 2 y 6 que modifican los anexos C y A del Tratado de Yacyretá, a pesar de que la defensa de los intereses paraguayos exige todo lo contrario, una profunda y cuidadosa auditoría de la situación financiera de la entidad binacional.

Recordemos que la Nota Reversal Nº 2/17 modifica el Anexo C del Tratado; en tanto que la Nº 6/14 cambia sustancialmente el Anexo A o estatuto de la entidad binacional.

El día 26 de junio pasado, la Cámara de Senadores, con apenas dos votos de diferencia, para colmo de males en vísperas del fenecimiento de su mandato, aprobó la modificación del Anexo C, sin que los responsables colorados de las comisiones dictaminantes fundamenten, al menos con meticulosidad, la decisión de sus dirigentes de aprobar estos instrumentos diplomáticos.

La bancada colorada, para pedir la aprobación de estos instrumentos e inclusive justificar su decisión ante el pueblo paraguayo, argumentó la supuesta reducción de una deuda que el Gobierno argentino imputa a la entidad binacional, superior a los US$ 17.000 millones a US$ 4.000 millones.

La alianza en cuestión, que en la plenaria del 26 de junio últmo se conformó con cartistas y la mayoría de los abdistas, en ningún momento explicó por qué “el pasivo de la EBY” había trepado a esa cantidad, a pesar de que el numeral VII. 1 del Anexo C vigente establece que”El ingreso anual, derivado de los contratos de prestación de los servicios de electricidad (de la EBY) deberá ser igual cada año al costo del servicio establecido en este anexo”.

Si esta era la norma, ¿por qué razón la entidad acumuló la deuda que le imputan?

En 24 años de operación (1994/2018) la central paraguayo-argentina produjo 348.362.516 MWh (1 MWh = 1000 kWh).

Si el ingreso anual debía ser igual al costo de servicio de la entidad, el saldo debió ser “0” y no los aproximadamente US$ 4.000 millones que aceptó el gobierno de Horacio Cartes y refrendó la Cámara de Senadores.

Además, ¿qué pasó con los 348.362.516.000 KWh que produjo Yacyretá entre1994 y 2018?, ¿qué se hizo del dinero proveniente de esa venta o acaso lo regaló? Advirtamos que en el mercado regional el precio de 1 MWh ronda hoy los US$ 100.

Según los datos del portal argentino de la EBY, del enorme caudal energético, el 93,5% (325.583.839.000 kWh) consumió el mercado argentino; en tanto que nuestro país aprovechó apenas el 6,5% (22.778.674.000 kWh).