Informes

Fallido intento de interpelación al canciller Loizaga sobre Yacyretá

El frustrado intento de interpelación al ministro de Relaciones Exteriores, Eladio Loizaga, abortado por los senadores que decidieron ausentarse con el evidente propósito de impedir que la plenaria interrogue al secretario de Estado acerca de los últimos acuerdos sobre Yacyetá llamó la atención, sencillamente porque esta instancia del Poder Legislativo, al menos gran parte de sus componentes, fue la más exigente en todo lo concerniente a esos convenios.


Llamaron igualmente la atención otros pasos del Ejecutivo, por ejemplo, la remisión a la Cámara de Senadores, luego de casi nueve meses de espera y ya sobre el filo de la finalización del actual período presidencial y Legislativo, de la Nota Reversal N° 2/17 del 28 de setiembre del año pasado, que firmaron Eladio Loizaga por nuestro país y Jorge Marcelo Faurie por la Argentina. Un documento una vez más muy controvertible, porque ignora uno de los reclamos más sentidos en nuestro país: el de la plena utilización de la energía paraguaya en Yacyretá y la posibilidad de vender nuestro excedente a un tercer país, inclusive a la Argentina, pero según lo establece el mercado regional.

Eladio Loizaga.

Compensación por cesión de energía
Recordemos que el instrumento de referencia, basado en el Acuerdo Horacio Cartes/Mauricio Macri del 4 de mayo del 2017, establece un ajuste del orden del 20% de la “compensación por cesión de energía”. O sea de aproximadamente US$ 8,7 por cada MWh cedido, a US$ 10,5/ MWh sobre el costo de Yacyretá, cuya composición también debe revisarse de nuevo y meticulosamente porque incorpora cargas que también deberá pagar el usuario paraguayo, a quien mantuvieron al margen de los beneficios de la central desde 1994 hasta la fecha.

Soberanía paraguaya en Yacyretá, comprometida
La Comisión Especial de Seguimiento del Acta de Entendimiento firmada por los presidentes de Paraguay y Argentina impulsó la frustrada interpelación del aún secretario del área de las Relaciones Exteriores del país, a quien responsabilizan de comprometer la soberanía paraguaya en Yacyretá, porque prestó su acuerdo a la ejecución de obras sobre el brazo Aña Cuá del río Paraná, que justifican con “la mayor generación de energía en Yacyretá”, cuando que en los 24 años de producción que acumula la central, la compartida con Argentina, nuestro mercado no consumió más del 6% del total.

Nota Reversal N° 6/14
La última semana, además de la fallida interpelación al canciller Loizaga y de la apresurada remisión por parte del Ejecutivo a consideración de la Cámara de Senadores del instrumento diplomático que firmó con su parte argentina sobre el Anexo C del Tratado de Yacyretá, un paso obligatorio para ambas partes contratantes porque así lo establece el numeral IX de este documento del Tratado, cobraron estado público otras noticias, como el reintento del Ejecutivo de hacer aprobar otra Nota Reversal, la N° 6/14, que el gobierno del presidente Cartes había suscripto con el anterior de la Argentina, encabezado por Cristina Fernández, en noviembre del 2014, sobre el Anexo A o estatuto de la entidad binacional, que retiraron en el 2015 de la Cámara Alta ante la inminencia de su rechazo, porque su contenido, principalmente su Art. XV, era considerado como el responsable de una mayor consolidación de la hegemonía administrativa argentina en Yacyretá.

Comisión Especial recomienda rechazo
Las otras noticias se relacionan con las recomendaciones de la Comisión Especial de Seguimiento de los acuerdos sobre Yacyretá a la Cámara de Senadores sobre el Acuerdo Cartes/Macri de mayo del 2017, en las que lo más resaltante es la conclusión del dictamen, que transcribimos a continuación: “En base a todo lo actuado y en mérito a las consideraciones y conclusiones mencionadas precedentemente, esta Comisión Especial, dando cumplimiento a los objetivos encomendados y en cumplimiento de las atribuciones concedidas por la Cámara de Senadores, recomienda y solicita, a los integrantes de esta Honorable Cámara, el rechazo del Acta de Entendimiento y de las Notas Reversales, suscritas por los ministros de Relaciones Exteriores de la República del Paraguay y de la República Argentina por los motivos y razones arriba indicados”.