Entrevista

Equipo Negociador estará abierto a analizar todas las propuestas

Conversamos con el ingeniero Héctor Richer, recientemente designado por el Gabinete Civil de la Presidencia de la República, para integrar la mesa negociadora del Anexo C del Tratado de Itaipú. Aceptar ser parte de este equipo “es un honor y una gran responsabilidad”, aseguró el extitular de la ANDE y exconsejero de la Binacional. El experto energético aseguró entre otras cosas, que esta vez se trabajará en equipo (a diferencia del Acta Bilateral) y que “todas las propuestas serán atendidas, provengan de donde provengan”.

Ing. Héctor Richer

El Ing. Richer fue el primer designado a sugerencia del jefe del Gabinete Civil, Juan Ernesto Villamayor, quien conocía su trayectoria de otros periodos de gobierno, así como por el trabajo realizado desde el Instituto de Profesionales Paraguayos del Sector Eléctrico - IPSE, que tuvo mucho que ver con esta designación, por un plan de acción presentado a la mesa energética.

Explicó que el Equipo Negociador estará apoyado básicamente por una comisión asesora dependiente de Cancillería, y que está en funciones desde setiembre, realizando un muy buen trabajo con connotadas personas de la sociedad civil, gremios, políticos y profesionales. Además se formarán cuatro grupos de trabajo, que darán apoyo en los aspectos técnico, comercial, económico y jurídico. Estarán integrados por las instituciones públicas, relacionados con los asuntos que van a ser analizados y considerados en las negociaciones. “Estamos hablando de unas 80 a cien personas, lo que significa una amplia participación de personas entendidas en el tema y las instituciones que garantizarán que las cosas no se harán entre cuatro paredes o de forma secreta. Al contrario, se tendrá una amplia participación de entendidos en la búsqueda de lo mejor posible para el Paraguay. Además hay que recordar que al Equipo Negociador se suma el asesor especial y honorífico, el Dr. Jeffrey Sachs”, resaltó Richer.

Malentendido por opinar sobre el Acta Bilateral
“Es incorrecto decir que estuve a favor de aquella Acta de negociación de Itaipú el año pasado”, dijo el Ing. Richer, al momento de aclarar que algunos de sus críticos le atribuyen la defensa del Acta Bilateral. “Sólo me limité a dar una opinión técnica, cuando me pidieron explicar de qué se trataba ese tema. Es muy distinto defender de opinar, el primero es asumir responsabilidad por algo que uno hizo. Y opinar, es dar una explicación sobre hechos que son públicos, esto fue lo que hice”. Seguidamente agregó que esta especie de discusión se da “lastimosamente, por haber emitido opiniones contrarias a la línea de algunos medios y personas, con lo que salieron inmediatamente a decir que yo estaba defendiendo las negociaciones del Gobierno y no fue así”.

Críticas a las negociaciones del Acta
Con relación al acuerdo de contratación de potencia de Itaipú, señaló el Ing. Richer, que se resuelve todos los años en el ámbito técnico, pero por alguna razón trascendió hasta el ámbito diplomático y allí se cometieron varios errores. “Primero, salirse de la esfera técnica; segundo, ampliar a varios otros puntos llevándolo a un nivel de negociación. Tercero, fue no dar a conocer esta Acta y como se filtró se la conoció como el Acta Secreta. Cuarto, tampoco se le dió a la ANDE la debida participación en las decisiones finales. Y quinto, como esto iba a tener un impacto que causaría una importante erogación para la ANDE, al comprar más de la energía garantizada, exigía una compensación por escrito a la Binacional, para cubrir ese egreso con los fondos sociales”.

Será totalmente diferente
“Está negociación será totalmente diferente al caso del Acta Bilateral que quedó al descubierto con la investigación de la Comisión Bicameral de Itaipú, donde se nota que los negociadores y quienes estuvieron de alguna forma participando, tenían un total desentendimiento entre ellos”. El Ing. Richer recordó como todos se pasaban la responsabilidad, en vez de asumir una posición de equipo. El designado por el Ejecutivo aseguró que esa “situación no se repetirá, porque ahora sí vamos a trabajar en equipo y se terminará asumiendo una posición en conjunto distribuyendo a cada uno las responsabilidades”.

Esta vez, “todas las propuestas, provengan de donde sean, serán consideradas, analizadas, tratadas y tendrán una respuesta”. Según el Ing. Richer, ninguna quedará sin ser atendida, y esta “es la primera norma”. Lo segundo que se establece “es que aquí se va a negociar la revisión del Anexo C del Tratado de Itaipú y es una disposición mandatoria del Tratado que habla de las tarifas y las regalías.

En otro momento aclaró que nada impide que eventualmente pueda ser renegociada la norma básica del Tratado. “Por ejemplo el asunto de la libre disponibilidad de la energía para vender a terceros y ganar más con nuestra energía, esto si Paraguay considera que vale la pena, es factible y está justificado con números positivos. Entonces Paraguay tiene el derecho de plantearlo y puede ser ahora, durante la negociación del Anexo C o posterior. Siempre que tenga buenos fundamentos”.

Posturas reivindicativas, jurídicas o a futuro
“El Tratado es muy claro cuando fija un precio por la venta de energía. Si hubiéramos renegociado elTratado o cambiado el Tratado, hubiera sido otro el escenario. Pero si concluimos que Paraguay perdió mucho en esta cuestión, podemos ir por una reivindicación sobre lo que perdió. Entonces se tendría que tomar la determinación e instruir en una línea reivindicatoria sobre el pasado, que es diferente a negociar a futuro, para ver que otras cosas podemos conseguir. Incluso hay quienes plantean pedir la nulidad del Tratado e ir a la Haya, hablamos desde una línea jurídica. Finalmente qué línea tomar, es una decisión política si a cual de estas líneas vamos a apostar, hasta ahora lo que se hizo es cumplir lo que dice el Tratado. A algunos les gustará a otros no, pero se hizo lo que el Tratado establecía”, concluyó.