Informes

“Estamos ante el preludio del desafío del 2023 en Itaipú”

“El Paraguay tiene que ponerse duro, porque esto sería el preludio de lo que podrían llegar a ser las negociaciones del Tratado de Itaipú”, advertía recientemente el Ing. Eduardo Felippo, vicepresidente de Servicios Empresariales de la Unión Industrial Paraguaya (UIP).

El empresario compatriota se refería a la actitud brasileña de ignorar acuerdos previos firmados entre la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) y Eletrobras para el aprovechamiento de la energía, que desde el 2002, mediante una Resolución del Consejo de Administración de Itaipú (RCA 020/02) existe en la entidad binacional: la adicional a la energía garantizada y, obviamente, a la revisión de las disposiciones del Anexo C del Tratado de Itaipú, tal como lo establece su numeral VI, como pieza central a la cual preludia estas incipientes diferencias.

Ing. Eduardo Felippo

Paraguay tiene derecho a la energía excedente
“Paraguay tiene derecho a la energía no garantizada o excedente -más barata que la garantizada - y debería acceder a una mayor cantidad, porque se merece por la historia que tiene con Itaipú. Que ahora los brasileños quieran cambiar lo acordado al respecto está mal”, añadía el expresidente de la UIP.

El acuerdo al que aludía consta en el documento que los representantes de la ANDE, Eletrobras e Itaipú Binacional firmaron en Río de Janeiro el 31 de enero del 2007, en cuyo punto “c” se lee: “Será priorizada la utilización por Paraguay de la potencia excedente de la UHE (usina hidroeléctrica) Itaipú”.

Debe destacarse igualmente que en el párrafo introductorio de este documento se consigna que “la ANDE, Eletrobras e Itaipú binacional, a través de sus representantes reunidos durante el año 2006 buscaron soluciones para un conjunto de temas relacionados con aspectos técnicos y de contratación de los servicios de electricidad de la Itaipú Binacional y acordaron los puntos a seguir que regirán hasta el año 2023”.
Sobre el material en cuestión, un compromiso binacional en definitiva, el Ing. Felippo señalaba con énfasis que “hay que cumplirlos, no hay porque dudarlo. Paraguay tiene que estar muy firme y desde ningún punto de vista estamos en condiciones de aceptar pagar por una energía más cara”.

Incidencia de la energía excedente en la tarifa
Debe señalarse que según la RCA 20/02, la recaudación proveniente de la colocación de la energía adicional a la energía garantizada, que en el 2018 alcanzó 21.586 GWh, debe permitir a la entidad binacional cubrir las cargas previstas en el Anexo C, item III.4 “royalties” y III.5 “Resarcimiento de las cargas administrativas y supervisión relacionadas con la Itaipú”, que oscila entre US$ 5 y US$ 6/MWh. La energía garantizada, unos 75.000 Gwh/año, tiene un costo que ronda los US$ 40/MWh. Esa es la razón por la cual una mayor o menor incidencia del costo de la tarifa de la energía adicional en la fórmula final que deben pagar la ANDE o Eletrobras a Itaipú modifica considerablemente los montos finales de correspondientes facturas.

Brasil aprovechó el 75 % de la energía excedente
La versión periodística brasileña según la cual hay una asimetría que favorece a nuestro país en el aprovechamiento de esta energía riñe con la rigurosidad de los números de la propia Itaipú. En efecto, si seleccionamos los guarismos correspondientes sólo al 2018, año que en el lapso comprendido entre el 2005 y este ejercicio, la empresa paraguaya retiró de Itaipú la mayor cantidad de la energía barata y los cotejamos con los correspondientes a los retiros que hizo Brasil, concluiremos que la ANDE aprovechó el 25% del total referido, en tanto que Electrobras el 75%.

Jugar con todas las cartas
Felippo añadió que nuestros socios se beneficiaron “durante demasiado tiempo con la energía barata de Itaipú, y ya era hora de que a Paraguay también se le beneficie con algo”. Reiteremos, 25% contra 75%.

“Hay que apoyar todo lo que está discutiendo la ANDE y también la Itaipú, porque no podemos permitir que los brasileños hagan lo que quieran”. Insistió el empresario compatriota en esta fase que catalogó como el preludio de la escenificación que nos espera en el 2023.

Sobre la contratación del prestigioso economista norteamericano Jeffrey Sachs, como asesor del equipo que habrá de negociar en el 2023 las disposiciones del Anexo del Tratado de Itaipú, el Ing. Felippo dijo que, a pesar de la opinión de que esto puede producir una reacción negativa en Brasil, Paraguay tiene el derecho de “jugar con todas las cartas” a su alcance.