Entrevista

Presidente de la ANDE con gran desafío

El Ing. Eduardo Felippo, titular de Trafopar S.A., una de las fábricas líderes del país y más modernas en la elaboración de transformadores de alta eficiencia y calidad, habló con la revista Mundo de la Electricidad, sobre las proyecciones, novedades y los principios que hacen a esta empresa mantenerse en el tiempo en medio de oportunidades y adversidades. Además se refirió a la situación por la que atraviesan tanto la ANDE, el país y la región en este rubro.

Entrevista: Julio Quintana.

Ing. Eduardo Felippo.

El Ing. Felippo señaló que Trafopar siempre vió como futuro desarrollarse lo más que pueda tecnológicamente, para estar preparado para hacer frente a los juegos de la competencia, caso contrario, corre el riesgo de fundirse. “Este es el momento de hacer empresas rentables, para poder competir. Si uno no desarrolla tecnología y no hace músculo en el mercado interno, tiene un futuro complicado”.

Trafopar compró Tecnotrafo
Tecnotrafo, reconocida empresa de Ciudad del Este, actualmente sigue operando con la misma marca. “Contamos con otra fábrica con la que estamos haciendo la sinergia para fortalecer y llevar nuestra tecnología allá. Los gerentes de Trafopar están empezando a integrar las nuevas instalaciones y a transferir tecnología. Muchas de las máquinas reemplazadas por otras más modernas en la central, serán transferidas al Este para ampliar la capacidad de producción. Tecnotrafo estará creciendo en infraestructura, contamos con un terreno al lado y un nuevo galpón”, mencionó el Ing. Felippo.

Mercado de exportación
Trafopar desde sus inicios apuntó al mercado de exportación. “Siempre ví como una alternativa y llevamos 30 años exportando. Y si bien hoy por hoy al mercado argentino no se le puede vender, el que se mantiene estable es Uruguay. En el caso de Bolivia actualmente tenemos trabajando dos pedidos grandes. Trafopar ha exportado a otros países del continente como República Dominicana. Hoy no estamos muy agresivos con las exportaciones, porque estamos atendiendo al mercado local”, aclaró Felippo.

Crecimiento exponencial
A decir de su titular, Trafopar creció en los últimos años, de cuatro a cinco veces. Y existen muchas proyecciones por parte de una de las industrias más importantes del sector eléctrico nacional. “El lema que refleja las aspiraciones de la empresa es pasión por la innovación, obsesión por la calidad", comentó el Ing. Felippo.

Tecnología de punta
Actualmente Trafopar ha adquirido muchísimas máquinas para innovar tecnológicamente. ”No sólo traemos máquinas, también nos dedicamos a cambiar la tecnología. Anteriormente para refrigerar los transformadores se usaban caños redondos, luego introdujeron el uso de caño aplastado, parecido al radiador, y hoy hacemos con cubas de aletas. Esta tecnología es la que se usa en Estados Unidos y en Europa. Trafopar tiene las dos únicas máquinas en Paraguay que hacen las aletas para transformadores” explicó. El Ing. Felippo dijo que Trafopar está por instalar una tecnología alemana que no hay en toda América. Se trata de un sistema de secado de transformadores de adentro para afuera, que permite disminuir los errores, además de facilitar la fabricación de transformadores más chicos y eficientes, con una durabilidad superior al no tener restos de humedad.

Trafopar no arma, hace la diferencia
El Ing. Felippo considera que hay una particularidad que hace de Trafopar una marca realmente distinta. “Nosotros no pensamos en tercerizar o desarrollar proveedores. Somos muy verticales. Mientras la mayoría de las fábricas de transformadores compran las partes para armar, Trafopar hace todo dentro de sus instalaciones. No conozco que otras fábricas elaboren sus propios alambres redondos y cuadrados, de distintas formas. Compramos el cobre y aluminio y eso lo transformamos en la medida que necesitamos. Todo esto permite atender cualquier mercado y pedido en forma”, explicó.

Trafopar cuenta con tres laboratorios, el último con una inversión aproximada de un millón y medio de dólares. “Posiblemente sea una de las instalaciones más modernas de toda Sudamérica”, explicó Felippo. “Estamos siempre preocupados por la calidad y por eso invertimos en los controles que puedan garantizarla y nos indique si estamos haciendo bien las cosas”. Recordó que hace 15 años instalaron el laboratorio de alta tensión para simular los rayos.

Falta modernizar la ANDE
El Ing. Felippo dijo ver con mucha preocupación el rumbo de la ANDE. “No vemos que haya una tecnificación, ni nuevas tecnologías en la forma de trabajar. Da la sensación de que no está creciendo. El ente tiene muchos funcionarios, pero no está creciendo como empresa, al ritmo de la demanda del mercado. Le hace falta software, sistemas integrados que den respuestas a la falta de suministros o materiales”, dijo. Para el empresario, a la ANDE le falta sofisticación, tecnología para controlar y mejorar su servicio a los usuarios, que crecieron mucho en cantidades y en coberturas. Resaltó que la ANDE ha crecido bastante en su capacidad de compra.

Preocupación por seudofabricantes
El problema del sector es la proliferación de seudofabricantes o talleres, que empiezan a vender transformadores recuperados. “La ANDE vendió una cantidad importante de transformadores en desuso como chatarra, y hay tallercitos que los están reciclando para venderlos como nuevo, engañan”, advirtió el Ing. Felippo. “El problema del país sigue siendo instituciones débiles por eso los buenos y los malos no estamos separados. La informalidad es la competencia más grande que hay”, concluyó.