Informes

Sorprendente interés en Movilidad Eléctrica

En el Centro Paraguayo de Ingenieros (CPI), la revista especializada Mundo de la Electricidad organizó una charla magistral y a la vez amena, con el experto Javier Díaz, presidente de la Asociación Paraguaya de Vehículos Eléctricos. Sin dudas el tema es actual y por esta razón, cientos de interesados, de todas las edades y diferentes sectores, participaron atentamente de la ponencia y luego con múltiples preguntas que ayudaron a clarificar varios aspectos sobre la Movilidad Eléctrica.

Las palabras iniciales estuvieron a cargo del Ing. Ramón Montanía Fernández, director de la revista especializada Mundo de la Electricidad, quien señaló que el Paraguay no puede estar ajeno al auge del transporte eléctrico a nivel mundial. “Paraguay tiene muchas ventajas en comparación a otros países, para implantar este proyecto. Tiene energía eléctrica limpia, renovable y abundante. Hay deseos de la ciudadanía de mudar a la electromovilidad. Sólo falta voluntad política para facilitar la importación y también para incentivar la instalación de empresas montadoras en el país”, enfatizó.

Ing. Ramón Montanía

Valiosa experiencia
Díaz empezó comentando su experiencia práctica de hace más de 7 años, cuando era propietario de uno de los dos primeros vehículos eléctricos del país. Dijo que muchos le preguntaban: ¿cómo se te ocurrió la idea? Sí, en ese entonces tener un auto eléctrico era muy futurista. Explicó que fue justamente al cuestionarse: ¿cómo es que hace 120 años atrás ya había autos con tecnología eléctrica, sin embargo no evolucionó a diferencia de los motores a combustión? El mismo respondió: “hace un siglo atrás obtener energía eléctrica era más que difícil, además era muy cara. Los motores a combustión en contrapartida, en ese tiempo, tenían todos los recursos para desarrollarse”.

Javier Díaz

Clave de la Movilidad Eléctrica
Díaz invitó a ver como prácticamente todos los electrodomésticos de uso diario son eléctricos, sin embargo, más del 99,9% del transporte mundial se mueve a combustión. Reflexionó que llamativamente todo va funcionando a electricidad, exceptuando el transporte.
Para el experto, fue la industria de las telecomunicaciones que inició el cambio. Porque en esta misma empieza a desarrollarse la clave: la batería. “El alma de la electromovilidad no estaba en el motor eléctrico, sino en la capacidad de almacenar la energía y poder trasladarla de un punto a otro”.

Auto eléctrico en Paraguay
En el 2016 tuvo su primer vehículo eléctrico, no podía creer que estaba disfrutando de esta tecnología a tan bajo costo. “Entonces gastaba Gs. 65.000 al mes, sin contaminar, con energía de producción totalmente nacional”, resaltó con orgullo.
¿Por qué Paraguay, con abundancia de energía eléctrica, no estaba apostando a esta tecnología? Con esta pregunta se fundó la Asociación de Propietarios de Vehículos Eléctricos, y empezaron a buscar personas que también pensaran así. Al principio eran 3 o 4 y hoy son más de 1000”.

Diferencias entre el vehículo eléctrico y el híbrido
Es importante entender que la gran mayoría es de combustión interna como conocemos hoy en motos, autos y camiones. “La industria automotriz está muy ligada y aliada a no acelerar esta transición”, recriminó Díaz. Comentó que son muy pocas las empresas que pueden hacer motores de buena calidad en el mundo. A diferencia de la electromovilidad que abre la posibilidad para muchísimas nuevas industrias. “Con esto la electromecánica va a arrasar con el oligopolio”, aseguró.

Primero aparecieron los híbridos que son 90% a combustión y 10% a electricidad. Al pasar de 5km/h se enciende el motor a combustión y hay una rotación que recarga la batería, este híbrido no es enchufable, y “no es un vehículo eléctrico”, recalcó. Luego vienen los vehículos enchufables, “quita de la red eléctrica la energía y los primeros de este tipo tienen una autonomía de 50 km de distancia y al agotar la distancia funciona el motor a combustión”.

Seguidamente aparecen los vehículos eléctricos de rango extendido y pasan a tener una autonomía de 120 km en promedio. “En este caso el motor eléctrico siempre da la tracción y el motor pequeño a combustión sólo recarga la batería”. Ahora ya están los que son eléctricos a batería pura.

Tipos de cargadores para vehículos
Cada vehículo eléctrico tiene un cargador portátil y puede usarse desde cualquier tomacorriente, en cualquier enchufe. El cargador nivel uno portátil opera entre 2 a 3,5 kW. “Algunos ya vienen con un sistema de tierra, porque acá encontrar una toma con tierra es complicado”. La potencia de carga es de 8 a 16 amperes, podría tardar de 8 a 14 horas de carga. El cargador nivel dos, es estático y carga de 7 a 14 kW y puede llegar a 80 amperes, con un tiempo de carga de 3 o 4 horas. El nivel tres de cargadores, a diferencia de los anteriores, es de corriente continua, va desde 50 kW hasta 200 kW, debe ser trifásico. Es más costoso, pero carga las baterías totalmente de 20 a 40 minutos. Los últimos autos tienen una autonomía que llega a 300 o 400 km. Javier mencionó que los modelos de autos “mantienen sus precios, mejorando la autonomía”, resultando muy ventajoso.

Crítica a las autoridades
Para Díaz, el Gobierno debería ser el primero en apoyar la movilidad eléctrica. Aseguró que “el desinterés sería principalmente por el hecho de que la electromovilidad va a destruir el nivel de corrupción que se observa en todo proceso de compra, comercialización y utilización de los derivados del petróleo. No olvidemos que el transporte público, que se mueve con combustible, recibe subsidio de la ciudadanía. Por eso vamos a tener muchos detractores y oposición de los corruptos”, enfatizó.

Finalmente Díaz recalcó que, a medida que avanza la tecnología, el costo de la movilidad eléctrica va disminuyendo. “La inversión inicial en aún elevada, pero en poco tiempo va a ser más accesible. Además se recupera la inversión en poco tiempo”, concluyó.