Entrevista

Bicicletas eléctricas paraguayas conquistan público internacional y local

El joven empresario e innovador, Denis Rodríguez, conversó con nuestro medio para explicarnos los inicios de lo que hoy es un negocio creciente a pesar de la pandemia y los pocos años en el mercado. Nos explicó el paso de producir unos biciclos convencionales, pero muy particulares, al desarrollo de bicicletas eléctricas. Adelantó a Mundo de la Electricidad lo que se viene para el 2022, con los avances en lo tecnológico y el diseño.

Entrevista: Julio Quintana.

La empresa hoy está en Ñemby, y comenzó a operar a mediados del 2016, pensando primeramente en la fabricación de bicicletas enfocadas en el ciclismo urbano, un segmento casi olvidado. “Todo era ciclismo de competencia. Mi padre tiene una metalúrgica, donde me hice de un espacio y ahí desarrollé mi primer prototipo de la bicicleta, lo envío a una página de diseño industrial de Estados Unidos y vieron las innovaciones y compartieron; otras páginas repostearon nuestro diseño, una empresa holandesa se comunicó con nosotros y nos hizo nuestro primer pedido", explicó Rodríguez.

Comienzo de la producción
“Luego la producción empezó para el mercado local a través de las redes sociales, pero teniendo en cuenta la innovación en las propuestas y diseños; continúan los pedidos del exterior y así también se exporta para Canadá, Alemania, Brasil, y sigue Holanda requiriendo nuestras bicicletas". Estos envíos fuera del país son siempre bajo pedido, es muy satisfactoria la respuesta de los clientes, porque siempre nos retornan sugerencias que adoptamos para mejorar. Para nosotros, el servicio posventa es demasiado importante", señaló el joven empresario.

Bicicleta Eléctrica
Rodríguez comentó que fue en el 2020 que sacan la primera bicicleta eléctrica, denominada Model 1, y ahora están presentando la segunda evolución, que es el Model 2. Éstas pueden ser usadas en espacios urbanos, para turismo de aventura, sin problemas. El motor eléctrico que utiliza es el mismo de 350 W, pero lograron reducir el peso de la bicicleta y mejorar la estética al incluir la batería dentro del cuadro de la bicicleta, mejoraron también el sistema de alarma y la bocina. Lograron mejoras tecnológicas como la incorporación de GPS, para poder ver en tiempo real donde está el biciclo. Colocaron un display, con todos los comandos necesarios, como el encendido y apagado del motor, de las luces. Además, tiene un lector de huellas, como un celular hoy día, con lo que se puede desactivar la alarma o utilizar la bicicleta. "El diseño es bien limpio, bien purista, para que sea sumamente fácil de utilizar", sostuvo.

Las ventajas y las innovaciones
Las versiones 2021 tienen una autonomía de 60 a 70 kilómetros. El acelerador está en uno de los puños y si uno quiere ir más rápido, está en una arribada o quiere descansar, sólo debe acelerar y pedalear a la vez. La recomendación de Rodríguez es que se utilice el motor y el pedaleo, que no se pierda esa esencia de bicicleta, en caso de quedarse sin batería tiene las prestaciones de una bici normal. “Este nuevo diseño de bicicleta eléctrica tiene más tecnología. Con el display se tiene un comando central prácticamente en el manubrio. Cada sección debe integrarse adecuadamente sobre todo en la parte de electrónica”, enfatiza Rodríguez.

Software de actualización
Los clientes podrán descargar un software que permitirá actualizar con mejoras cada cierto tiempo, no importa en qué parte del mundo esté, podrá hacerlo, esta es una de la innovaciones para el 2022. Actualmente están desarrollando una aplicación para apagar remotamente todos los comandos del biciclo eléctrico.

Accesibilidad para un vehículo saludable y ecológico
Hoy día la gente puede reservar sus bicicletas eléctricas, porque se hace la preventa, para la entrega en los próximos meses. “ROD Bicycle está teniendo una buena demanda, más ahora que estamos en temporada alta, con el verano y el calor, es la época del año en que mejor nos va. A una cuadra de Acceso Sur, en la ciudad de Ñemby, está la fábrica donde realizan test drive a quienes quieran experimentar el manejo de estos vehículos eléctricos y a tracción, a sangre. Pueden visitar las instalaciones y conocer el proceso de fabricación. Si desean comparar, pueden ver modelos, colores y personalizar la propia bicicleta. Los precios rondan entre los 3 millones y 8 millones, las eléctricas, con la posibilidad de financiarse hasta en 24 cuotas. “Si bien los componentes de la bicicleta en un 90% son importados: cadenas, pedales, asientos, aros, cámaras, etc, la estructura prácticamente es de fabricación local, al igual que el armado, el ingenio y creatividad es 100% nacional”, concluyó Rodríguez.