Entrevista

Criptominerías clandestinas son un asunto preocupante para la ANDE

Nuestra revista especializada Mundo de la Electricidad conversó con el gerente comercial de la ANDE, Ing. Hugo Rolón, para conocer las acciones que realiza la institución para frenar las pérdidas por robo de energía, en particular, las que se llevan grandes cantidades como las conocidas mineras clandestinas, que producen criptomonedas, generalmente en fachadas de empresas o depósitos en desuso. La ANDE invierte tanto en tecnología de punta y capacitación constante del personal para combatir las conexiones clandestinas, que perjudican a su finanza y a la calidad del servicio a los usuarios.

Ing. Hugo Rolón

Entrevista: Julio Quintana.

¿Dónde sucede el mayor robo de energía para la ANDE?
El Ing. Rolón nos explica que son en los departamentos de Alto Paraná, Itapúa y Central donde más abundan estas “granjas” o mineras que elaboran criptomonedas. Pero es sin dudas enla zona Este del país donde se da la mayor cantidad de casos registrados. Aclaró que “se ubican en lugares donde la red de distribución es más compleja, y se tienen en mayor cantidad y capacidad, aparentando ser una carga industrial”, es la forma en que se mimetizan.

Intervenciones exitosas
Sólo en lo que va del año 2024 se han realizado 8 intervenciones, de las cuales 5 fueron en Alto Paraná, 1 en Central y 2 en Itapúa. Se llegan a estas consumidoras que se conectan a la red de media tensión directamente, gracias a la utilización de “datos del sistema de operación, evaluados con software que ya utilizan la IA (Inteligencia Artificial) que van monitoreando variaciones de cargas significativas, además de drones y equipos especiales de verificación”.

El gerente mencionó que todos estos trabajos de la ANDE tienen el acompañamiento de la Policía Nacional, como del Ministerio Público, primero para la efectividad de los allanamientos y tener una desconexión exitosa. Además, tener los elementos de prueba para iniciar una demanda por sustracción ilegal de energía eléctrica.

Pérdidas por minerías clandestinas son millonarias
A modo de ejemplo, con estas ocho intervenciones entre enero y febrero de este año, la ANDE evitó una pérdida mensual de casi 5000 millones de guaraníes por mes. En promedio, cada una de estas dependencias disfrazadas consumen una potencia de entre 1000 a 4600 kW. También, según estimaciones de la propia entidad, el consumo no declarado fluctúa entre 400 y 700 millones de guaraníes mensuales en cada conexión. Y se estaría superando anualmente un total de 60 millones de dólares por conexiones clandestinas.

El Ing. Rolón explica que si bien no se puede precisar “el tiempo en que estuvieron conectados de manera irregular, por la propia característica y complejidad de la red de distribución, no obstante los equipos de análisis realizan un estudio de manera a identificar este dato”.

No es un mal sólo en Paraguay, porque según una investigación de hace un par de años, titulada "Revisando la huella de carbono de Bitcoin", la creación de criptomonedas representa todo el consumo energético de Argentina y el impacto, deja una huella de carbono similar a lo que produce Grecia, hablamos de perjuicio ambiental.

¿Qué son las criptomonedas?
Se trata de un tipo de medio digital de intercambio que ya lleva más de una década entre nosotros, pero ha sido en los últimos años cuando más ha ido aumentando su fama.

Las criptomonedas, a las que también se les puede llamar criptodivisas o criptoactivos en algunos ámbitos, son un medio digital de intercambio. Cumplen la función de una moneda, y de ahí que se las conozca con ese nombre. Sin embargo, es algo totalmente digital, que utiliza métodos criptográficos para asegurar sus transacciones financieras, controlar la creación de nuevas unidades y verificar la transferencia de activos.

Por lo tanto, podemos considerarlas como una alternativa descentralizada a las monedas digitales. Con el término "descentralizada" nos referimos a que estas monedas no son controladas por un único servicio o empresa. Lo mismo pasa con las monedas convencionales, centralizadas y organizadas por entidades y bancos, por lo que son un método opuesto a ambas.

Las criptomonedas pueden usarse como método de pago en algunos casos. Además, también pueden servir como un método para enviar dinero a personas que vivan en países donde no podés mandarlo normalmente con tu banco, o para hacer pagos que no queden registrados en ningún sitio.

Cómo funcionan las criptomonedas
Para entender el funcionamiento de las criptomonedas debés entender también varios conceptos básicos. El primero es que se basa en una red de ordenadores descentralizada, lo que supone nodos repartidos por todo el mundo con copias de todas las transacciones que se han realizado. El segundo concepto es el de los mineros, personas que forman parte de los nodos, y que tienen el incentivo de que cada vez que se generan bitcoins nuevos se reparten entre quienes forman parte de estos nodos. Se estima que para concretar una transacción con una moneda como puede ser el bitcoin, se necesitan aproximadamente 1.449 kW/h para completarse.

¿Por qué consumen tanta energía?
Pero, ¿puede algo que no tiene presencia física consumir tanta electricidad como un país entero? A diferencia de las monedas o billetes que llevás en los bolsillos, el bitcoin no es acuñado por bancos ni gobiernos y existe fundamentalmente online.

Aproximadamente 3.600 nuevos bitcoins son creados a diario a través de un complejo proceso bautizado como "minería", que consiste en premiar con un bitcoin a las computadoras que procesan complejas ecuaciones matemáticas a través de un software especializado.

Y no estamos hablando de un puñado de computadoras, sino de miles de máquinas en todo el mundo trabajando día y noche sin parar, lo que implica un altísimo consumo de electricidad que no ha parado de crecer.