Entrevista

TRAFOPAR invierte para estar siempre a la vanguardia de la calidad

TRAFOPAR sigue exportando transformadores al exigente mercado uruguayo. El Ing. Eduardo Felippo, señaló a nuestra revista especializada Mundo de la Electricidad, que el importante logro se debe principalmente a la fuerte inversión que realiza el afamado fabricante paraguayo en la adquisición de nuevas tecnologías.

Ing. Eduardo Felippo

El Ing. Felippo explicó que el mercado uruguayo de transformadores es muy competitivo, en cualquier licitación se presentan de 10 a 15 compañías internacionales. “Las mejores ofertas vienen de los hindúes. Pero desde TRAFOPAR nos pusimos el desafío de no perder este mercado tan importante”, señaló.

Confianza en la firma paraguaya
Reconoció que en ocasiones incluso tuvieron que entrar hasta por debajo del costo para que nos sigan adjudicando. “Los uruguayos tienen una característica: cuando estás dentro del 5% del precio de la competencia, ellos te pueden pedir un reajuste”. Agregó “que en los últimos tiempos TRAFOPAR incluso fue adjudicado sin pedir ningún reajuste e incluso la última vez nos adjudicaron sin licitación, fruto de la confianza que representa la firma paraguaya”, enfatizó.

“En una ocasión preguntaron en cuanto tiempo estaría una cantidad grande de transformadores y les dijimos en 6 meses. Ellos pidieron en 4 meses y les dijimos que vamos a enviar en ese plazo, por eso fuimos adjudicados directamente. Entre este y el próximo año, la exportación a Uruguay estaría rondando los 6 millones de dólares, que es muchísimo para un solo mercado”.

La recomendación es invertir siempre para crecer
El Ing. Felippo aseguró que esta experiencia no es para vanagloriarse, es para que le sirva a todos los industriales nacionales y dejar como mensaje que es importante tener en cuenta siempre la calidad. “TRAFOPAR trabaja para estar siempre a la vanguardia de la calidad y también del costo. Muchas de las máquinas que tenemos en la fábrica son automáticas, pero no hay disminución de personal”. Resaltó que cuentan con cerca de 270 personas trabajando, por más que haya incorporación de máquinas de última generación y a pesar de la economía.

Primero en Sudamérica
Felippo explicó que gran parte de los dividendos de la empresa va para capitalización, compra de más y mejores máquinas. “Es esta la filosofía la que permitió que seamos los primeros en Sudamérica en usar núcleos enrollados, cuando ni Brasil ni Argentina usaban. También somos los primeros en utilizar cubas con aletas fabricadas por nosotros mismos, mientras los vecinos siguen usando caños”, mencionó.

La tecnología permite acelerar los procesos
Cuando el transformador está prácticamente listo, va al horno por una semana. “Esto significa una semana de tiempo muerto en tu línea de producción”. No existe en toda Latinoamérica otra industria que tenga el sistema de calentamiento para transformadores en baja frecuencia. “Significa que una vez terminado el transformador se lo mete en un horno, por un tiempo de 15 a 20 minutos nada más y se lo calienta de adentro hacia afuera. Si bien se pone un voltaje elevado es a muy baja frecuencia. Eso permite calentar de adentro para afuera y no deja nada de humedad por el alto vacío”. Con este procedimiento, en 15 minutos, un lote de transformadores está terminado, dando a TRAFOPAR una velocidad de producción muy superior.

Actualmente TRAFOPAR cuenta con un laboratorio totalmente automático. “Con cinco metros de instrumentos en un panel. Donde sólo es necesario ponerle unas pinzas al transformador y apretar un botón, luego mirar. Las pruebas de tensión inducidas como las aplicadas, que suelen durar horas, gracias a esto se terminan en 15 minutos. Todo esto nos da las ventajas competitivas en el mercado de afuera, mientras aquí con la ANDE seguimos con razonable rapidez”, concluyó el Ing. Felippo.

Es gracias a la fuerte inversión que se realiza en la tecnología, que es fundamental para competir en el exigente mercado externo. Invitó al Ing. Ramón Montanía, director de la revista Mundo de la Electricidad, a recorrer las instalaciones y a observar las inversiones en novedades tecnológicas que son únicas en la región. Montanía, como conocedor del sector eléctrico, reconoció la importancia de sostener, para la industria nacional, un mercado tan competitivo como es el de Uruguay, “es un logro muy significativo para el país”, aseguró.