Carta al Lector

Urge institucionalizar el sector eléctrico nacional

Es imperiosa la necesidad de contar con una institución responsable de elaborar la política energética del Gobierno Nacional y, lo principal, para impulsar su ejecución, apuntando en primer lugar a la utilización masiva del abundante excedente energético que tenemos en las Centrales Hidroeléctricas de ITAIPU y YACYRETA. Es lamentable que el Paraguay siga basando su consumo de energéticos en la biomasa y en los derivados del petróleo (82% del total) y relegue la energía eléctrica a un incomprensible 18%.

La creación del Ministerio de Energía es clave para evitar que el sector eléctrico paraguayo siga siendo disperso, anárquico e ineficiente. Además, el Ministerio de Energía otorgará mayor preponderancia al importante escenario, que es el pilar donde se sustentará el desarrollo del Paraguay.

El Ministerio de Energía debe ser el responsable de las negociaciones relacionadas con ITAIPU y YACYRETA, así como de los futuros emprendimientos de carácter binacional, planificando nuevas fuentes de generación energética. Corpus, Itatí-Ita Corá, están en los papeles hace más de dos décadas. La crisis energética se nos viene encima porque no tenemos ninguna fuente de generación planificada, y en los próximos diez años se termina nuestra capacidad de generación, quiere decir que el excedente de las binacionales, termina en la próxima década.

La profunda crisis política provocada en Paraguay por el Acta de Contratación de Potencia firmada el pasado 24 de mayo con el Brasil – hoy anulada- evidencia la falta de un Ministerio de Energía con autoridad y relevancia en el país, que coordine y controle las acciones y el desempeño de las empresas eléctricas del sector, en este caso la ANDE e ITAIPU.