Carta al Lector

Itaipú y Yacyretá son estratégicas para el desarrollo nacional

El sector eléctrico nacional, pese a que sigue inexplicablemente relegado en la matriz energética nacional, sin lugar a dudas es y será el pilar más sólido y vigoroso que sostendrá e impulsará el desarrollo del aparato productivo nacional.

En ese plan, las entidades binacionales Itaipú y Yacyretá ocupan un lugar privilegiado si como estrategia el nuevo gobierno se plantea el aprovechamiento pleno de las ventajas comparativas e inclusive competitivas con las que cuenta nuestro país y, por ende, un papel más relevante en el mercado regional y mundial.

Obviamente, la inserción de las binacionales en tan pretenciosa perspectiva, es decir de toda la energía que pertenece a la República del Paraguay en estas colosales hidroeléctricas, supone o, mejor aún, exige a los gobiernos de turno, patriotismo, eficiencia y una transparencia total.

El presidente electo, Mario Abdo Benítez, prometió a sus electores, en definitiva al país, que no titubeará en incorporar en su programa a las entidades binacionales y, principalmente, su producto, la energía hidroeléctrica, codiciada hoy en el mundo.

Recordemos y recordémosle a Abdo Benítez, en forma recurrente, que ha prometido al pueblo paraguayo revisar las funciones de ambas entidades “para definir el futuro de nuestros ingresos eléctricos y su uso para la producción, el transporte y el consumo en el país”.

La implementación de este postergado programa debe comenzar con la designación de personas idóneas como futuros directores y consejeros de las binacionales, cuyos principales compromisos deben ser la defensa de los intereses nacionales, la eficiencia y la transparencia en la gestión.

Es verdad que esta delicada y exigente selección de los futuros administradores de las entidades binacionales, específicamente de sus direcciones ejecutivas, no es una responsabilidad exclusiva del Poder Ejecutivo, que también debe intervenir la Cámara de Senadores, razón por la cual instamos a sus miembros que a la hora de otorgar los correspondientes Acuerdos Constitucionales prioricen los intereses nacionales y no los partidarios o personales.

En la alta administración de Itaipú y Yacyretá, el Consejo de Administración es el colegiado más relevante, porque es el encargado de tomar las decisiones concernientes a las binacionales que luego deben cumplir y hacer cumplir sus direcciones ejecutivas. Lamentablemente este importante cargo, en la mayoría de los casos, sigue ocupado por políticos sin preparación alguna y, para colmo de males, sin amor a la patria y a la honestidad que debe caracterizar a un funcionario público.

Se informó que Mario Abdo Benitez optó por Alderete y Nicanor como directores de Itaipú y Yacyretá respectivamente. Si son confirmados en sus cargos, cabe esperar que elijan gerentes idóneos, que contribuyan a realizar la gestión que el pueblo paraguayo espera de ellos, así como del Gobierno que los designó.